Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero 27, 2013

Timidez

Un ruido en la ventana me despertó. Era un rasguear intermitente. Me levanté, abrí la ventana y lo vi.
-¿Qué haces? -pregunté enfadado por el abrupto despertar.
-Querrás decir: “¿Quién eres?”.
-Ya sé quién eres y me gustaría saber por qué me despiertas, desgraciado.
-Qué amable, eres realmente un tipo simpático, sobre todo cuando te diriges a desconocidos.
-Tú no eres un desconocido, eres un coñazo.
-¿Cómo que no soy un desconocido? ¿Acaso me has visto antes?
-Desde hace un par de meses no paro de verte, eres un coñazo, repito.
-Pues traté de pasar desapercibido, veo que ni para eso sirvo.
-Eres torpe, pero inevitable; vamos, entra, sé que tampoco me puedes evitar.
Y el gorrioncillo se arrebujó entre los pliegues de mi manta.