Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de agosto 14, 2012

Los zapatos nuevos III

III

Frente a la puerta de su piso, nuestro hombre, Ramos, el del traje raído (incluida, eso no se ha mencionado, la ropa interior), estuvo a punto de sufrir un ataque de nervios, no estaba preparado para mantener una charla con su mujer, una conversación seria y serena, aunque el deterioro de su matrimonio la iba haciendo más necesaria según pasaba el tiempo, imprescindible a esas alturas, pero el pánico que sentía a una confrontación con su esposa le hicieron dilatar el encuentro inevitable todo lo que pudo. Pero ahora los zapatos parecían haber tomado aquella determinación por él.
Como era impensable salir huyendo, tocó el timbre. A los pocos minutos una mujer de pelo alborotado y ojos hinchados y somnolientos enfundada en una bata pálida y remendada abrió la puerta. Sus ojos recobraron la viveza de repente y su mandíbula descolgada le dio un aire de estúpida tal vez injusto.
-Pero, Pablo, ¿qué haces tú aquí? ¿ha pasado algo en la editorial? -parecía hacer un esfuerzo por conse…