Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de julio 17, 2012

Viajar

El viajero vocacional es una persona con inquietudes intelectuales, no menores que el pintor o el novelista, puede que tal vez mayores, pero no en todos los casos, por supuesto, aunque sí en aquellos de mayor vocación. De hecho, no es inusual que el viajero vocacional sea también escritor o fotógrafo (pero no ebanista). Viajar con la mente abierta y el espíritu permeable es viajar hacia el conocimiento. Viajar sin otra meta que llegar a alguna parte, dispuestos a reconocer que la gente siempre es gente aún sin teléfono móvil, que un amigo es un amigo a pesar del color de su piel o el corsé de su religión, que en todas partes se sufre y se es feliz aun en condiciones muy adversas, viajar así es un síntoma de avidez de conocimiento y sobre todo de tolerancia a lo diverso, y eso pone al descubierto nuestra vertiente más humana, más compasiva. Porque para tolerar las costumbres a veces bárbaras y las intolerancias que existen por doquier hay que tener además compasión. El auténtico viaje…