Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo 4, 2010

Buscando a Madison

Como disponía de dinero suficiente (el inspector Legrá, bendito sea, no pudo negarse a compartir conmigo una ínfima parte de los fondos reservados -reservados para estas ocasiones, precisamente-) decidí viajar en taxi desde el aeropuerto de Miami hasta Boca Ratón, aunque el monto de la carrera no iba a ser ninguna broma. Siempre me ha gustado desplazarme en taxi, no acierto a saber por qué, quizá por el esmerado desorden con que los restos de bocatas, colillas mal apagadas, hormigas y algún escupitajo decoran su interior; tal vez por el inefable aroma que impregna hasta la ropa interior y que tarda varias coladas en esfumarse por completo; o puede que por los amenos soliloquios de los taxistas, que jamás dejan de obsequiarme con todo tipo de información sin duda de gran interés y utilidad si pusiera algún interés en escucharlos.
Me quedé sopa, así que no sabría decir cuánto tardamos en llegar a Boca Ratón, pero por el importe de la carrera diría que dimos varias vueltas por los Cayos a…