Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre 1, 2009

Genny

Yo no recordaba un solo día de mi infancia sin que padre me golpeara. No siempre había sido así, se volvió violento cuando madre nos abandonó, a padre, a mí y a mis dos hermanos menores: Tommy de 10 años y Lucas, de 8. Yo había cumplido 13 el mes anterior. Como regalo de cumpleaños, padre me propinó una manta de palos que me dejó en cama varios días. Mis hermanos, en esos casos, acostumbraban esconderse en el apartamento de Genny, la vecina de piso y la única persona, tras la muerte de madre, que se preocupaba por nosotros. Ella nos escondía, escuchaba nuestras quejas, nos lavaba y nos daba algo de comer. También le hacía frente a padre cuando llegaba borracho y con ganas de bronca. Pero con ella no podía, no señor, ella no se dejaba intimidar, y creo que padre en el fondo le tenía hasta miedo.El suceso que marcó nuestra vida ocurrió una tarde de octubre. Padre llegó más borracho que de costumbre y con más mala leche. La emprendió a correazos primero conmigo y después con mis hermanos…