Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre 20, 2008

Mi dueña

Ya sé que ya no soy de mi vida dueño,Que tu gozosa entelequia dentro de mí anida,Que es de mi carne y mis huesos la comidaY no hay parte de mí que no te ansíe con empeño.Eres tú la dueña de este corazón de leñoTu omnímoda sonrisa me cura las heridas,Tu luminosa mirada es el faro de mi vida,Y tu lágrima acre el argumento de mis sueños.Mi querencia por ti ya no es un accidente,Es mi amor un amor sin puertas de salidaY es también un dolor que cesa sólo al verte.Abandoné aquel combate sangriento y homicidaQue al principio libré por no pertenecerteMas mi alma se rindió y quedó a tus pies vencida.

Bajo mi limonero

Esta lánguida y eterna tarde de veranoResguardado yo a la sombra de mi limoneroVeo pasar ante mis ojos mi vida por enteroY advierto que la muerte me tiende ya una mano.Es triste comprender de golpe y a trasmanoLo que no llegó a ser, y crueles y certerosRecuerdos que no han sido me muestran el senderoQue pudo haber seguido este triste ser humano.Y me empapa el aroma sutil de mis limones,Que alimenta en mi pecho fantasías vanas,Deseos imposibles que no miran razones.Indago en mis entrañas con huidiza desganaPor ver si encuentro el centro de tantas desazonesY ¡cómo no!: lo dejo otra vez para mañana.