Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo 5, 2008

Autoayuda II

Jaime era un ser infeliz. Lo había sido toda su vida. Un día se decidió a comprar un libro de autoayuda del que había oído hablar. Lo leyó con desesperada atención, como un náufrago se aferra a una tabla en el mar, suplicando para sus adentros que aquel libro no fuese un fraude y le ayudase a dejar de sufrir inútilmente. Porque Jaime sufría por nada, no había motivo aparente: simplemente no era feliz, se sentía el más desgraciado de los hombres. Siguió con tenaz obediencia cada uno de los consejos del libro. Se libró primero de su miedo a cambiar, preparándose así para remodelar la estructura de su mente lastrada de prejuicios, que según el libro eran los causantes de su desgracia. Hizo ejercicios de relajación para superar su ansiedad, de la que se fue deshaciendo poco a poco. Superó su pánico al rechazo social, lo que elevó de inmediato su autoestima. Dejó de lamentarse por los errores del pasado y eso le proporcionó tranquilidad de conciencia. Se liberó de la preocupación por el fu…

Autoayuda

El humano es un ser que ansía la felicidad. El problema es que no sabe cómo conseguirla. Desde el tratado “La conquista de la felicidad” de Bertrand Russell, cientos de libros han sido publicados sobre el tema, cada uno con su fórmula particular para obtener tan preciado bien. Sus recetas abarcan un amplio espectro de soluciones que oscilan entre el “tú puedes conseguirlo con la suficiente voluntad y un poco de ayuda”y el “acéptate a ti mismo y a tu circunstancia”. El primero apela a la posibilidad de elegir y por tanto de luchar contra las adversidades que posee el ser humano, animándole a cambiar lo que no le guste tanto de sí mismo como de su entorno –pero sobre todo lo primero, es evidente-, mientras el segundo postula que si rebajamos nuestras expectativas vitales y nos conformamos con lo que hay seremos más felices –muy en consonancia con los postulados de la religión cristiana-. La mayoría de los tratados se sitúan en una posición intermedia; se les conoce como “libros de autoa…